miércoles, 17 de marzo de 2010

Estalla guerra por basura

* Preparan ya rescindir la concesión a PASA
* Con policías prohíben a PASA dar el servicio
* Casi se golpean regidor Salas y Gayosso Cepeda
* En vías de contratar a la empresa "Cero Basura"
17 de marzo de 2010
Israel Mariano, Alberto Millán, Andrés Lagunas
Cuernavaca, Morelos.- En medio de lo que se ha considerado una guerra por la basura entre el Ayuntamiento de Cuernavaca y la empresa PASA, se corre el riesgo de que la ciudad de Cuernavaca quede sumergida en una contingencia ambiental, ante la clausura del relleno sanitario; la obligada suspensión del servicio de recolección de basura y el proceso de contratación de una nueva empresa llamada "Cero Basura".
Después de la clausura del relleno sanitario de Loma de Mejía, que para la CEAMA era innecesaria por carecer de suficientes elementos de acuerdo a la inspección realizada la semana pasada, el día de ayer el secretario del Ayuntamiento, Rodrigo Gayosso sostuvo una reunión con los empresarios de PASA, misma que concluyó entre gritos y en un rompimiento de las relaciones.
Mientras esto sucedía, regidores sostuvieron una reunión paralela en otras oficinas con directivos de la empresa "Cero Basura", que se encargaría de llevar a cabo la recolección de la basura en sustitución de la empresa PASA. La llegada del Secretario del ayuntamiento a dicha reunión genero molestia, al grado de que apunto estuvo de liarse a golpes con el regidor panista Luis Salas Catalán.
De hecho, el Ayuntamiento de Cuernavaca prepara ya el camino para la cancelación del título de concesión a la empresa PASA, esto luego que los empresarios rechazaron las peticiones de los integrantes de la Comuna, en remediación de las irregularidades y la larga lista de compromisos incumplidos en el tema del relleno sanitario de Loma de Mejía.
Ayer por la tarde, la Consejería de la comuna notificó a los representantes de la empresa el camino que va a seguir para retirarle en forma definitiva el permiso si no acatan las disposiciones solicitadas por parte de la Comuna.
En este sentido, el equipo de funcionarios de la empresa PASA, acusó "secuestro" de sus camiones cuando al menos ocho patrullas de la Policía Municipal se apostaron en sus instalaciones e impidieron el paso y la salida de vehículos para cubrir las rutas de la tarde. Amagaron con iniciar acciones legales contra la Comuna por violentar el acuerdo del título de concesión que se les otorgó por 20 años.
El gerente de PASA Cuernavaca, Raúl Molina, afirmó que hubo cerrazón por parte del Ayuntamiento capitalino: "Nosotros estábamos en la mejor disposición de cumplir las solicitudes de la comisión, lo haríamos en 24 horas y en un momento dado, sólo era cuestión de demostrárselos".