sábado, 20 de marzo de 2010

Abrirán relleno en Loma de Mejía

* Sólo para que entre la Unidad Verificadora
Israel Mariano
Cuernavaca, Morelos.- La comisión dictaminadora del caso PASA avaló retirar los sellos se clausura del relleno sanitario de Loma de Mejía, con el fin de que la Unidad Verificadora Ambiental (UVA) pueda ingresar a inspeccionar el lugar y elabore un dictamen con el cual el Cabildo decidirá si cancela o no el título de concesión y cierra en forma definitiva el relleno sanitario. La determinación se anunció ayer en sesión de Cabildo.
A nombre de los regidores del PRI, Jorge Meade González, anticipó que el proceso sigue adelante y el trámite final con PASA podría darse el nueve de abril próximo, aunque la apertura del relleno no significa que la basura será tirada en ese lugar, sino solamente para que sea evaluada técnicamente.
Sobre estos hechos, el coordinador de regidores del PRI, Jorge Israel Meade González, manifestó categórico que luego de la negativa de la empresa por prestar el servicio luego de un cierre temporal justificado en el relleno sanitario, "la empresa abandonó el barco y aunque reanudaron en cierta medida sus actividades, el hecho de haber abandonado su responsabilidad habla mal de ellos. Eso (la clausura) no iba peleado con el cierre del relleno, lo que abrió otra causal más para la cancelación de la concesión. El municipio de manera responsable se dedicó por su medios a evitar una contingencia y eso es lo más importante, que ha pasado una situación de crisis y pánico por lo que vivimos con un gobierno del PAN y que afortunadamente no ocurrió".
Meade González dijo categórico que aún no es tiempo de decir si la empresa se va o se queda, sino hasta en tanto la comisión respectiva revise el título de concesión con apego a la ley.
Desestimó por el contrario, las afirmaciones hechas por la representantes de la empresa en el sentido de que los incidentes fueron provocados por gente de la comuna con el fin de tener elementos para clausurar el relleno: "Ellos no avisaron a tiempo el asunto del incendio porque tenían temor de que se les revisará a fondo el contrato, lo que habla mal de ellos, pero recordemos que PASA es una herencia de la administración anterior, la recolección era buena, el tiradero era un tema discutible, tuvieron todas las prórrogas del Ayuntamiento anterior para cumplir con los requisitos pero nunca lo hicieron".
Por ello, la administración del alcalde Manuel Martínez Garrigós, dijo, no avalará este tipo de situaciones; confío que el cierre de Loma de Mejía fue una promesa de campaña del presidente, sin embargo, eso no significa que no existen irregularidades, "PASA dejó la ciudad abandonada, cuando más se necesitaba después de que se le ha dado todo, y hoy el Ayuntamiento lo único que busca es evitar afectaciones a la gente", finalizó.