sábado, 20 de marzo de 2010

Es ilegal el basurero a cielo abierto que habilitó el ayuntamiento capitalino

Raúl Morales Velázquez
CUERNAVACA. El encargado de despacho de la Comisión Estatal de Agua y Medio Ambiente (CEAMA) Fernando Bahena Vera, afirmó enfático que las autoridades capitalinas están incurriendo en un delito ambiental, al haber habilitado de manera ilícita un basurero a cielo abierto en la colonia Revolución de esta ciudad, esto tras la clausura del relleno sanitario de Loma de Mejía.
En entrevista el encargado ambiental manifestó que en caso de no iniciar el procedimiento para contar una la licencia, que permita su funcionamiento como un Centro de Transferencia Temporal podrían hacerse acreedores a sanciones, por estar operando de manera irregular.
Y es que luego de haber clausurado el relleno sanitario de Loma de Mejía y al buscar la cancelación de la concesión con la empresa PASA por incumplimiento de medidas de remediación, el ayuntamiento habilitó de manera ilícita un tiradero a cielo abierto, en la colonia Revolución, esto a espaldas del rastro municipal.
Reiteró ante los cuestionamientos de que si el ayuntamiento está incurriendo en un delito ambiental, Bahena Vera, dijo “mientras no tenga una autorización, sí”, porque su falta implica severas sanciones, tal es el caso de un pago de mil salarios mínimos, entre otros.
En este sentido, explicó que en el reglamento de la Ley Estatal de Residuos Sólidos Urbanos, en uno de sus apartados autoriza la apertura de un Centro de Transferencia Temporal, siempre y cuando se cumplan algunos requisitos.
“La CEAMA ha reiterado que estaría dispuesta y lista para dar una respuesta inmediata, hemos dejado de ser espectadores y estamos tratado que se cumpla con las normas”, apuntó.
De igual forma, destacó que las autoridades municipales se comprometieron a entregar todos los requisitos para iniciar el procedimiento, como fecha límite hasta ayer, debido a que la contaminación que se está efectuando en esa zona es preocupante, porque no se ha tomado una sola medida, sin embargo al cierre de la edición aún no se confirmaba nada.