jueves, 18 de marzo de 2010

A Cuautla, 500 ton de basura que se generan en Cuernavaca

José Luis Garcitapia
CUERNAVACA. El ayuntamiento de Cuernavaca acordó ayer, con su similar de Cuautla, el envío de hasta 500 toneladas diarias de basura al relleno sanitario de la Heroica, con lo cual salvó la falta de un sitio para el confinamiento final de los desechos sólidos que genera la capital de Morelos, luego de haber clausurado el lunes pasado el de Loma de Mejía.
Asimismo, desde las 6 de la mañana se montó un operativo especial para la recolección de la basura de manera domiciliaria y la limpieza de la ciudad, que implicó el uso de todos los camiones y camionetas del ayuntamiento, así como de la participación de miembros de las denominadas “Brigadas Rojas” y voluntarios, ante la decisión de la empresa Promotora Ambiental (PASA) de no prestar el servicio a partir de ayer.
Ante la emergencia, el alcalde Manuel Martínez Garrigós estableció como estrategia para responsabilizar a cada secretario municipal de las acciones de recolección de la basura y la limpieza; y ordenó que todos los camiones y camionetas de carga fueran utilizadas para este fin, con lo cual de ayer a hoy se triplicó el parque vehicular disponible para este fin.
Trascendió que la noche del martes se realizó un acuerdo con el alcalde de Cuautla, Luis Felipe Güemes Ríos, para el traslado al relleno sanitario de ese municipio, de 500 toneladas diarias de basura; el cabildo de la Heroica autorizó salir en auxilio de Cuernavaca.
A las “brigadas rojas”, organizadas por la Subsecretaría de Servicios Públicos, se les unieron al menos 20 ciudadanos voluntarios, quienes manifestaron que las autoridades municipales les ofrecieron el pago de su gasolina y el día, pero se negaron a recibir los apoyos y sentenciaron que lo hacían “por voluntad propia y por nuestra ciudad”.
Desde hace más de 24 horas, de forma unilateral, la empresa PASA, concesionaria de la recolección de la basura en la capital morelense, determinó parar sus servicios, bajo el argumento de que “hay órdenes de detener nuestros camiones”.
No obstante, el secretario del ayuntamiento de Cuernavaca, Manuel Rodrigo Gayosso Cepeda, rechazó la postura de los representantes de la empresa, al revelar que había un acuerdo para seguir con la recolección y trasladarla al estado de México en tanto estuviese clausurado el basurero de Loma de Mejía.
Ante tal situación, las autoridades municipales, encabezadas por el alcalde capitalino, determinaron que con 70 camiones y camionetas se reiniciara el servicio que hace cuatro años aún tenía bajo su control el ayuntamiento de Cuernavaca.
Con ello se ha evitado una contingencia como la que ocurrió hace cuatro años siendo presidente municipal el hoy senador panista y presidente de Acción Nacional en Guerrero, Adrián Rivera Pérez.
El subsecretario de los Servicios Públicos, Alfredo Gutiérrez Trueheart, reconoció que a pesar de las limitaciones, los trabajadores del área de Servicios Urbanos -que antes se dedicaban a la recolección de los desechos- han logrado recolectar un 95 por ciento de cerca de 500 toneladas diarias que se generan en la ciudad.
Incluso, dijo que por el fin de semana largo se generaron 200 toneladas más, mismas que han sido confinadas en un lugar provisional, y que su destino final será en uno de los rellenos sanitarios del estado de México. Señaló el funcionario que el gasto por día-hora del ayuntamiento de Cuernavaca es menor al que se paga a la empresa PASA, por un 60 por ciento, lográndose un ahorro importante para la ciudad.
En tanto, al menos 20 voluntarios con sus camionetas pick up de una tonelada, han salido a las calles a recolectar la basura. Jorge Barrera Ocampo -por ejemplo- citó que su interés es volver a recuperar la limpieza que antaño tuvo Cuernavaca.
Alejandro Montero Soriano, vecino de la colonia Satélite, ubicada al oriente del primer cuadro de la ciudad, indicó que le ofrecieron pagar su gasolina a través de vales, y un poco más de un salario mínimo por apoyar al ayuntamiento.
Por su parte, Rodrigo Gayosso Cepeda, secretario de Cuernavaca, señaló que hasta el momento la contingencia ha sido resuelta casi en su totalidad, y el ayuntamiento cuenta con capacidad para resolver el conflicto de la basura, cuando menos por dos meses más.