miércoles, 13 de agosto de 2008

Usará Cuerna relleno el mes de septiembre

Diario de Morelos

El alcalde de Cuernavaca, Jesús Giles Sánchez, aseguró que el ayuntamiento debe depositar la primera tonelada de basura en septiembre en el relleno sanitario de Loma de Mejía, si no quiere verse en una situación similar a la contingencia que se presentó en 2006.
El Presidente Municipal confirmó la advertencia que hicieron instancias federales como la Semarnat y Conagua a los tiraderos del Distrito Federal, para que cierren a más tardar en el mes de noviembre, o de lo contario la situación podría tener repercusiones para la zona metropolitana que deposita su basura en los rellenos del Estado de México.
“Este escenario a corto plazo luce con algunas dificultades, corremos un riesgo muy fuerte como ciudad, esperemos nunca enfrentar una contingencia similar como la vivida en octubre de 2006”, declaró.
Y es que al cerrar los tiraderos del Distrito Federal las 11 mil toneladas de basura que se generan diariamente ya no tendrían lugar de disposición final, por lo que tendrían que recurrir a un sitio cercano, como los rellenos sanitarios del Estado de México, en donde Cuernavaca y algunos municipios tiran su basura.
El edil indicó que según reportes de la empresa Promotora Ambiental (PASA) Cuernavaca, el relleno sanitario de Loma de Mejía registra un avance del 35 por ciento, por lo que en septiembre ya podría estar funcionando.
Esto pasa mientras un grupo de opositores se mantiene en plantón afuera de las instalaciones del ayuntamiento, expresando su rechazo a la construcción del relleno sanitario, ya que argumentan que si el proyecto se lleva a cabo no sólo contaminará Cuernavaca sino también Temixco y los municipios subsecuentes.
El alcalde capitalino apuntó que este día dará respuesta al oficio en donde el grupo opositor señala las fechas e integrantes de las mesas de trabajo para analizar el proyecto de Loma de Mejía.
Realizan opositores al relleno picnic y fiesta en el Papagayo
Mientras el Ayuntamiento de Cuernavaca teme que se desate una contingencia ambiental por carecer de un sitio seguro para la disposición final de residuos sólidos, los opositores al funcionamiento del relleno sanitario en Loma de Mejía festejaron ayer el Día del Universitario en las instalaciones municipales que consideran ya su hogar.
Poco después del mediodía, los ambientalistas conformaron el público que disfrutó de un espectáculo de canto.
Después se dispusieron a compartir los alimentos en las áreas verdes del ayuntamiento; cada quien llevó su comida como en un picnic.
Ayer, el autodenominado "Campamento ambiental Loma de Mejía" cumplió dos semanas en plantón por las determinaciones de la autoridad municipal.