sábado, 2 de agosto de 2008

Impugna Greenpeace la Lerma-Tres Marías

Rodolfo Romero
El Sol de Cuernavaca

Huitzilac, Morelos.- Héctor Magallón, coordinador de la campaña de bosques de Greenpeace, anunció que la organización a favor del medio ambiente impugnará legalmente la autorización de la construcción de la autopista Lerma-Tres Marías, que unirá los estados de México y Morelos, reiterando que la obra afectará el hábitat de especies en extinción.
Precisa que con autorización de la construcción, Semarnat reconoció la tala de unos 22 mil árboles de pino, encino y oyamel en el estado de México y Morelos. Asimismo, el representante de Greenpeace denunció irregularidades en el proceso de evaluación del impacto ambiental del proyecto carretero, al que calificó de simulación, por omitir la participación de organizaciones en contra de la obra.
Semarnat, dice Magallón, aprobó el proyecto de construcción de la Autopista Lerma-Tres Marías a pesar de los argumentos ambientales, técnicos y legales en contra, expuestos por la comunidad científica, diversas organizaciones ambientalistas y del rechazo explícito de las comunidades de la zona, denunciaron ONG como Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), Acción Ecológica, Guardianes de los Árboles y ellos, Greenpeace internacional.
Y recalcó lo que ya había dicho, "que sólo así, en lo oscurito, la mal llamada Secretaría de Medio Ambiente pudo aprobar este proyecto, que infringe la ley, afectará el corazón del Gran Bosque de Agua, a todos los habitantes del centro del país y sólo beneficia a unos cuántos. Todos estos meses lanzamos la interrogante: ¿Secretaría de Medio Ambiente o secretaría de destrucción de bosques?"
"Esta carretera fue aprobada sin argumentos y por eso se han visto obligados a operar en lo oscurito y a espaldas de la sociedad para aprobarlo. El proceso de evaluación de impacto ambiental fue una simulación, ya que el licenciado Juan Elvira se manifestó a favor de este proyecto desde un principio. Las medidas de mitigación propuestas son un engaño. Si las autoridades en verdad creen que esta autopista no va a generar crecimiento urbano sobre estos bosques, honestamente no deberían estar trabajando en la protección del medio ambiente ", afirmó por su parte Flora Guerrero, representante de Guardianes de los Árboles.