miércoles, 14 de enero de 2009

Profepa ocultó datos oficiales de la inviabilidad del relleno sanitario

RAUL MORALES VELÁZQUEZ
La Jornada Morelos

CUERNAVACA. Ambientalistas, investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ayudantes municipales, vecinos de Subida a Chalma y abogados en derecho ambiental buscarán la inhabilitación de José Alberto Serrano Meléndez, delegado en Morelos de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), para ocupar un cargo semejante, “por haber ocultado información importante emitida por la Comisión Nacional del Agua (CNA) en la que se asegura que no se puede construir un relleno sanitario en Loma de Mejía por ser un terreno permeable hacia los mantos freáticos”.
En rueda de prensa, donde dieron a conocer la creación del Frente de Afectados por el Relleno Sanitario de Loma de Mejía, Antonio Sarmiento Galán, académico y científico de la UNAM, denunció además que la Unidad de Verificación Ambiental (UVA) encubre “las anomalías” del proyecto.
Lo que sería un relleno sanitario, “ahora se ha convertido en un tiradero a cielo abierto por la ambición de las autoridades municipales y la complicidad de las dependencias federales ambientales al permitir que se arrojen las toneladas de basura si ni siquiera está terminado el proyecto”. Además, el proyecto legalmente es imposible, porque tiene una serie de anomalías con las que se incumple la norma ambiental federal 083 de Semarnat.
Los integrantes de dicho frente detallaron que en Loma de Mejía no se separan los desperdicios, lo que aumenta el riesgo de que se perfore la geomembrana que además “es terriblemente delgada”. Si sucede tal fenómeno, los lixiviados irán a parar a los mantos freáticos y, a su vez, contaminarán el agua del sur del estado.
Sobre la advertencia de la CNA, dirigida al delegado de la Profepa y al gerente de PASA, a decir del investigador, “en los oficios se les aclara que es una zona de recarga del acuífero en la que no se puede construir un relleno sanitario”. Información que fue ocultada por Serrano Meléndez, por lo que buscarán la inhabilitación del relleno, “porque la Profepa está al tanto de todo y debió haber actuado, pero sólo se ha lavado las manos y ha rehuido del caso”.
Abundó: “La Profepa sólo recibe las quejas, las archivan y si las cosas se ponen difíciles, las mandan a la ciudad de México (…). Al consultar los archivos descubrimos que la Comisión Nacional del Agua les había mandado un oficio pidiendo la cancelación del relleno”.
Por último extendieron la invitación a los líderes políticos o religiosos, a la comunidad científica y académica, y autoridades en su conjunto a que el próximo sábado participen en un recorrido de inspección, en lo que se pretende será el relleno sanitario. La cita es en La Tranca, ubicada en la colonia Lauro Ortega, del municipio de Temixco a las 10 horas.