sábado, 24 de enero de 2009

Festejan ecologistas suspensión de la obra Lerma-Tres Marías

Raúl Morales Velázquez
La Jornada Morelos
CUERNAVACA. Ecologistas, académicos e investigadores de Morelos festejaron que el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) haya congelado “momentáneamente”, y debido a la crisis económica, la posibilidad de otorgar un crédito al estado de México para realizar el proyecto carretero Lerma-Santiago-Tres Marías.
A nombre de los ambientalistas, Flora Guerrero Goff dijo que es un “respiro” que Banobras haya suspendido toda posibilidad de otorgar un préstamo para dicho proyecto al estado vecino, tal y como lo reconoció Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones del estado de México. “Ahora falta esperar qué es lo que pasa en Morelos, si inicia su construcción o de plano se espera a ver qué sucede en aquel estado”, abundó la activista.
Asimismo, festejó el establecimiento de la medida, “porque el proyecto quedaría inconcluso. (…) Por algo pasan las cosas y sabemos que de realizarse, (la obra) destruiría el llamado Gran Bosque de Agua, que se ubica entre ambos estados y el cual es la principal recarga de agua para el Distrito Federal y otras comunidades”.
Cuestionada sobre las declaraciones de Ruiz Esparza respecto a que “podría estar en riesgo la obra por falta de recursos”, porque sin respaldo financiero existen pocas posibilidades de que el proyecto se lleve a cabo, Guerrero Goff reiteró que la determinación les dará aliento para seguir luchando a fin de echar abajo el proyecto que a todas luces incumple con lo que marcan las normas ambientales.
La además integrante de Guardianes de los Árboles recordó que de acuerdo de un estudio de investigadores de la universidades Nacional Autónoma de México (UNAM), Autónoma Metropolitana (UAEM) y la Autónoma de Morelos (UAEM), “este proyecto compromete el futuro inmediato de la sierra del Ajusco-Chichinautzin-Zempoala y las Ciénegas del Lerma, región que abastece de agua a 35 millones de mexicanos y alberga el dos por ciento de las especies de flora y fauna mundial”.
Por ello, estos ecosistemas boscosos son estratégicos y determinantes para garantizar el abastecimiento de agua regional y los servicios ambientales, en el marco del fenómeno del calentamiento global y cambio climático, agregó Flora Guerrero.
Cabe recordar que el proyecto calculado en dos mil millones de pesos, fue adjudicado en 2004 a una alianza de empresas encabezada por la familia Hank Rhon y la obra no se había realizado debido a que carecía del dictamen de impacto ambiental, concedido apenas el año pasado por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.