domingo, 18 de enero de 2009

Ciudadanos “supervisan” trabajos en Loma Mejía

MANUEL FUENTES GALICIA
La Jornada Morelos

TEMIXCO. A un año de la defensa ciudadana del acceso denominado La Tranca, ubicado en la colonia Lauro Ortega, de Temixco, para impedir la entrada de maquinaria para la construcción del tiradero en el predio de Loma Mejía, integrantes del Frente de afectados por el relleno sanitario realizaron un recorrido de inspección por dicho predio, cuyo centro de confinamiento funciona desde el pasado 13 de diciembre.
Durante el recorrido, en el cual estuvo presente La Jornada Morelos, se pudo constatar que, efectivamente, a pesar de que las obras de construcción del tiradero no están terminadas, éste ya está funcionando desde el mes pasado, tal como lo reveló Israel Beltrán Gámez, gerente general de Promotora Ambiental (PASA), quien además hace unos días confirmó a este medio que “está por alcanzarse el depósito de 3 mil toneladas de desechos sólidos” y que “diariamente son depositadas entre 180 y 200 toneladas, lo que representa cerca del 50 por ciento de la basura que genera la capital del estado”.
Los integrantes del colectivo ciudadano portaban mantas de rechazo al relleno, en las que acusaban a las empresas PASA y GEN de ecocidio, así como a la Comisión Estatal de Agua y Medio Ambiente y a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de ser cómplices de la destrucción que se ha ocasionado.
Cabe destacar que en el recorrido estuvo presente el diputado federal Samuel Palma César, quien pudo apreciar el trabajo de traslado de residuos sólidos que realizaban las máquinas.
Con esta supervisión, los integrantes del Frente de afectados, recordaron el bloqueo que realizaron en este acceso hace un año, para impedir que la empresa pudiera entrar, por Temixco, al predio de Loma Mejía y así iniciar con los trabajos de construcción del centro de confinamiento.