miércoles, 4 de agosto de 2010

Temen ambientalistas escenario de 2006 por problemas de servicio

CUERNAVACA. Luego de que ayer martes, la empresa PASA decidió suspender el servicio de recolección y disposición final de residuos sólidos en el municipio de Cuernavaca, argumentando la falta de pago por los meses de mayo y junio que ascienden a 16 millones 117 mil pesos, ambientalistas del estado se dijeron preocupados de que se repita el escenario que se vivió en el 2006.
Y es que ante la amenaza de la empresa PASA, de no recolectar la basura en el municipio de Cuernavaca, la ambientalista de Guardianes de los Árboles Flora Guerrero Goff expresó que la irresponsabilidad de la empresa PASA aunado a la incapacidad que ha tenido el ayuntamiento para atender el problema de la basura, heredado por la administración pasada, “nuevamente nos ponen a los ciudadanos -que pagamos impuestos para tener una ciudad limpia- en una terrible contingencia que ya vivimos hace casi cuatro años. Los ciudadanos no debemos de tolerar más en esta situación, es necesario presionar para que de una vez por todas este problema sea resuelto”.
La activista ambiental aprovechó el espacio para hacer un llamado a la ciudadanía a que comiencen a ser consciente y a separar su basura para luego entregarla a los centros de acopio que existen en diferentes puntos en Cuernavaca, pues dijo “quienes separamos la basura, no sufrimos cuando a PASA se le ocurre no recolectarla, porque cuando hay separación de desechos no hay basura para PASA”.
De su lado Rodrigo Morales Vázquez, director de los centros de acopio comunitarios de San Antón, exigió al edil Manuel Martínez Garrigós que se hagan las cosas de la mejor manera, por el bien de la ciudadanía y ecologías del municipio, “que no se tomen decisiones muy a la ligera”.