miércoles, 11 de agosto de 2010

Denuncia PASA intimidación

Acusa PASA abusos y para sus servicios.
Sergio Urzúa, gerente general de PASA Cuernavaca, denunció que, tras los actos de intimidación por parte del Ayuntamiento de Cuernavaca, el servicio de recolección de basura en hospitales, escuelas y asilos, así como el barrido manual y mecánico, quedan suspendidos temporalmente para brindar seguridad a su personal luego de la violenta irrupción y desalojo en el relleno sanitario de Loma de Mejía ayer por la madrugada.
El directivo aseguró que si la Policía Preventiva Municipal les impide el paso al relleno, no cuentan con un sitio para hacer la disposición de los desechos.
De acuerdo con Sergio Urzúa, la madrugada de ayer ocho patrullas irrumpieron de manera violenta en las instalaciones, desalojaron a dos guardias de seguridad e ingresaron para dar acceso a 15 camiones del ayuntamiento que dejaron desechos.
“La autoridad miente cuando dice que hubo un enfrentamiento con los ejidatarios. Con todos los ejidatarios tenemos buena relación, a excepción de Bernabé García, quien creemos que ha recibido algo del ayuntamiento, pero no puede actuar por sí solo”.
Destacó que durante la madrugada, Iván Orlando Rivera, gerente del relleno, llegó al sitio para saber lo que ocurría, pero fue retenido y subido a una de las patrullas, en donde lo mantuvieron por dos horas.
“Sabemos que en Cuautla les impidieron tirar la basura, y como no tienen en dónde dejarla, tomaron el relleno. Hemos sido desalojados. Es increíble la arbitrariedad e impunidad con la que se está conduciendo el ayuntamiento. El relleno sanitario es una propiedad privada; sí bien los terrenos son ejidales, tenemos un convenio por nueve años con los ejidatarios”.
Sostuvo que la postura de la empresa es continuar por la vía legal el problema generado por el ayuntamiento al no pagar tres meses el servicio de recolección de basura, lo que representa 25 millones de pesos.
“Enviamos a personal civil, pero no pudieron pasar. La Policía custodia el lugar. Por todas las acciones que se están realizando, exigimos al alcalde Manuel Martínez Garrigós no violente la ley”.
‘Nos dijeron que no podíamos pasar’
Entrevistado para el noticiario Diari0 de Morelos Informa, con Gina Batista, Iván Orlando Rivera Cota, gerente general del Relleno Sanitario, explicó que durante la madrugada fueron notificados por los guardias del relleno sobre la presencia policiaca.
“Decidimos acudir al relleno (...) Venían 10 unidades con varias patrullas municipales (...) Nos dijeron que no podíamos pasar, no hice caso y pase (...) Atravesamos una excavadora y procedimos a cerrar la puerta”.
El funcionario aseguró que las 10 unidades que iban acompañadas por las patrullas depositaron basura en una celda que “aún no está terminada”.
“Sergio Urzúa, gerente general, nos dijo que mantuviéramos la calma. A las 5: 30 horas, llegó un funcionario del ayuntamiento (...) para decirnos que teníamos 2 minutos para desalojar (...) Abrieron la puerta e ingresaron policías y me tomaron del hombro y nos sacaron del lugar. Estuvieron intentando mover la maquina que travesamos. Estaban desesperados porque no podían sacar sus vehículos”.
‘La policía acudió al llamado’, De La Torre
Alfredo de la Torre, consejero jurídico del Ayuntamiento de Cuernavaca, aseguró que la Policía Preventiva Municipal acudió exclusivamente a imponer orden y tranquilidad luego de recibir un llamado de auxilio tras un enfrentamiento entre ejidatarios y personal de la empresa PASA.
“Las versiones de la empresa son opiniones personales que vierten con excepcional ligereza. Lo que sabemos que es que hubo un enfrentamiento entre ejidatarios, que son los dueños de esas tierras, y algunas personas que trabajan para la empresa. Habiendo desorden, se llamó a la Policía y, ésta acudió al llamado”.
Aseguró que la información que él tiene es que el enfrentamiento se originó porque los ejidatarios desean recuperar el predio, que es de ellos. Por ello, que la madrugada de ayer acudieron dos o tres patrullas, cuya instrucción era poner orden.
La postura del ayuntamiento, dada a conocer a través de un comunicado, es que la comuna no tiene injerencia y que el problema se deriva de una situación entre dos grupos, por lo que acudió la fuerza pública.
Dijo que el ayuntamiento no tiene resguardadas las instalaciones del relleno, sólo mantiene patrullas para evitar que haya más enfrentamientos.
Ademas, negó que impidan el paso, pues la única instrucción que tienen es la de mantener el orden. Aseguró que sí hay acceso para los empleados de PASA, pero, dijo, “ignoro a qué van si no están recogiendo la basura”.
Alfredo de la Torre destacó que el reporte que él tiene que es el enfrentamiento fue verbal y algunos manotazos y para eso llegaron dos patrullas, pues “no podemos adivinar qué es lo que podría seguir”.
Respecto a las denuncias que interpondrán directivos de PASA, respondió que la empresa tiene el derecho de presentar los documentos que desee ante la autoridad que quiera.
Destacó que la comuna lleva buena relación con los ejidatarios, lo que se confirmó en el comunicado que dice: “Los ejidatarios han propuesto a las autoridades municipales, disponer del relleno sanitario para la disposición final de los desechos, propuesta que el Ayuntamiento de Cuernavaca está valorando”.
Aseguró que la basura recolectada continúan enviándola al Estado de México.