lunes, 16 de agosto de 2010

PRD exhorta a edil capitalino a elaborar un plan de contingencia por la basura

La Jornada Morelos
CUERNAVACA. El líder del PRD en Morelos, Juan Ángel Flores Bustamante, exhortó al alcalde Martínez Garrigós a establecer un “plan de contingencia” para resolver la aglomeración de basura en la ciudad, a fin de que ésta no se convierta en un problema de salud pública ni afecte la delicada situación económica en que se encuentran los prestadores de servicios turísticos.
Asimismo, ofreció todo el respaldo de su partido y sus regidores para que planteé a la empresa Promotora Ambiental (PASA) una negociación justa para resolver el conflicto que mantiene con el ayuntamiento, pero que implique la reducción sustancial del cobro por el servicio de recolección, traslación, confinamiento y depósito final de los desechos sólidos, conforme a los precios que ésta da en otras entidades.
“Sí la empresa no baja sus costos de recolección a los mismos precios que cobra en otras ciudades, el ayuntamiento no tiene por qué respectar el contrato” que hizo la anterior administración en el otorgamiento del título de concesión a favor de PASA, apuntó el líder del Sol Azteca, al considerar que “hubo un negocio turbio” en perjuicio de la población de Cuernavaca y finanzas municipales.
Y en este sentido, Juan Ángel Flores reclamó a la empresa PASA su falta de compromiso social por haber cancelado la prestación del servicio, argumentado la falta de pago por parte del Ayuntamiento de Cuernavaca durante dos meses; agregó que existen instancias legales para exigir el pago y no es afectando a miles de familias como éste se va a dar.
El presidente del PRD aclaró que el apoyo al alcalde Martínez Garrigós está condicionado a que garantice la prestación del servicio de recolección y tratamiento de la basura, por los medios al alcance del Ayuntamiento; y no incluye la entrega de la concesión a otra empresa, pues entonces sí se estaría en el supuesto de que el conflicto es por el control del negocio de la basura.
Se pronunció por resolver de fondo el depósito final de los desechos sólidos de Cuernavaca y zona metropolitana, mediante la construcción de un relleno sanitario regional, la instrumentación de nuevas técnologías de tratamiento de la basura y el impulso de una cultura de separación de los desechos y de reciclamiento de aquellos que puede ser reutilizado.