miércoles, 4 de agosto de 2010

La crisis en Cuernavaca “es una cuestión política”, acusa la compañía

CUERNAVACA. Sergio Ursúa Sarabía, gerente general de PASA en Cuernavaca, dejó en claro que en tanto el ayuntamiento capitalino, que encabeza Manuel Martínez Garrigós, no les pague el adeudo de 16.1 millones de pesos, la empresa no prestará el servicio de recolección de basura en la ciudad, mismo que suspendió ayer martes.
Asimismo, le exigió a la autoridad municipal actúe de manera ética y responsable, cumpliendo con lo que establece el título de concesión firmado entre el ayuntamiento y PASA por el servicio de recolección, traslado y confinamiento de los desechos sólidos que genera la ciudad; y afirmó que esta crisis “es una cuestión política” que afecta a los ciudadanos.
Sergio Ursúa afirmó que el gobierno de Cuernavaca pone en riesgo la prestación del servicio de recolección de basura en la ciudad, al haberse negado a pagar, durante dos meses, a Promotora Ambiental SA de CV el servicio prestado y que asciende a 16 millones 117 mil pesos, sin contar que ya venció el mes de julio y sumarían ocho millones más.
Explicó que PASA determinó, “desgraciada y lamentablemente”, suspender la prestación del servicio de recolección de basura en Cuernavaca, porque no tiene recursos para pagar la nómina de 300 trabajadores y cubrir gastos con 200 proveedores, y agregó que el incumplimiento de la autoridad afecta a más de 500 familias morelenses.
El funcionario de la empresa cuestionó la irresponsabilidad del gobierno municipal y la exigió que explique a la ciudadanía en qué se gastó 92 millones de pesos que presupuestó para el pago del servicio de recolección de basura, ya que en la última cuenta pública de Cuernavaca ese rubro ya aparece en “ceros”.
Ursúa Sarabía denunció que la autoridad municipal se ha negado a recibir las facturas de cobro por el servicio, por lo que PASA contrató los servicios de un notario público para obligarla a recibir dicha documentación. Y responsabilizó al secretario del ayuntamiento, Rodrigo Gayosso Cepeda, de estas acciones en perjuicio de la empresa.
“El señor Gayosso” asegura que sí va a pagarle los servicios a la empresa y luego dice que no, por lo que ahora no habrá recolección de basura en Cuernavaca hasta que el ayuntamiento cumpla con el pago de 16.1 millones de pesos, apuntó. Por último, Sergio Ursúa afirmó que la empresa está en la mejor disposición de sentarse con la autoridad a negociar el pago, sin embargo, le han negado una audiencia con el alcalde Martínez Garrigós, y concluyó que la crisis que se dé por la falta del servicio de recolección será responsabilidad el municipio.