lunes, 23 de junio de 2008

No me siento mártir: Cristóbal Martínez

Israel Mariano
El Sol de Cuernavaca. 23 de junio de 2008.

Cuernavaca, Morelos.- "Ya está muerto, vámonos a la chingada", fue lo último que en su estado conciente registró Cristóbal Martínez Robles, luego de ser tundido con tubos, piedras y patadas por sus cuatro captores, que necesitaron sólo unos minutos para dejarlo destrozado por los golpes. En una plática exclusiva con El Sol de Cuernavaca, admite que no siente rencores por nadie, "no tengo enemigos", ataja. Por lo mismo, se niega a señalar culpables de la agresión. Tampoco se siente víctima o mártir, "sólo pido a quien corresponda que esto no quede impune".
Postrado en cama luego de haber sido dado de alta, pero aún con la gravedad propia de sus heridas a casi 15 días de haberlo encontrado moribundo en un paraje del Estado de México, nos recibe en su domicilio. Su familia derrocha amabilidad impagable, "han llegado muchos mensajes y saludos", comenta, mientras se esfuerza en sonreír a quienes estamos con él.
Al verlo aún con moretones en el cuerpo y con el brazo vendado por completo, de forma incontrolable surge una mezcla de estupor, que se agudiza con los gestos de dolor que a cada momento realiza. Por lo que sólo fueron cinco minutos de plática para no preocupar todavía más a sus familiares. ¿Qué pasa por tu mente en estos momentos Cristóbal, después de varios días en que ocurrieron los hechos?."Antes que nada, quiero decirte que me dieron de alta en el hospital, pero no quiere decir que esté bien; porque mi brazo, me han dicho los doctores, va a estar en recuperación más de dos semanas todavía, es que me colocaron un injerto de la pierna en el brazo y eso es lo que me preocupa, porque me habían dicho que lo podía hasta perder, pero los tendones y el brazo han respondido bien. Hay que esperar". -Hay muchas cosas por decir, pero sobre todo, comentas que tu caso no debe quedar impune, que hay responsables y deben pagar por ello". Al contestar se oye un suspiro hondo, -"Antes que nada yo quisiera olvidar esto, pero no que quedará impune, y que todas las instancias correspondientes, tanto la PGJE, de...Francisco Coronato, que agote las investigaciones para que encuentren a los responsables o a los culpables". -¿Después de lo que ocurrió se han escuchado muchas versiones, y a final de cuentas no son más especulaciones de esta agresión de la que fuiste víctima?. "Realmente, (...) las versiones que se han dicho son falsas; se ha visto más que nada en el sentir de la gente, y eso es lo que más me importa, porque quien lo padeció y lo vive hoy, soy yo". -¿Qué mensaje darías a las autoridades, ya sea al gobernador o al mismo presidente municipal de Cuernavaca, tienes algo que decirles?. "Pues, que ... todos tenemos que trabajar en la seguridad pública, no nada más de Cuernavaca sino del estado de Morelos. Hago un llamado al señor gobernador para que haga más presión a su secretario (de Seguridad Pública) para que se tengan más elementos en todo Morelos, y el día de mañana no suceda otro caso como el que estoy viviendo yo; si no, ¿de quién nos vamos estar cuidando?, no; no podemos estar saliendo temerosos a la calle sin saber si vamos a regresar a la casa o no". -¿Quiero preguntarte algo, sé que es difícil, pero fue tu lucha en contra del relleno en Loma de Mejía lo que ocasionó todo esto?. "No lo sé -dice, haciendo una mueca entre dolor e impotencia- pero lo que puedo decir es que no tenemos enemigos. Yo a todos los funcionarios de primero, segundo y tercer nivel, les habló, con todo mundo convivo, ya sean panistas, priístas, del verde, Convergencia; con todos converso, bromeo, que yo sepa no tengo ningún rival. En su momento, nos hemos manifestado contra el relleno sanitario, pero esas ya son cuestiones muy particulares. No quiero mezclar una cosa con la otra, pero sí deseo que el asunto de la agresión se resuelva totalmente. Quiero decirte que no tengo rencores contra nadie, al alcalde (Jesús Giles) platico bien con él, pero sí me gustaría que por medio del cabildo impulsaran que la investigación llegue al fondo, que ellos enviaran un escrito al procurador y comenzaran a presionar por parte del cabildo, si tienen intereses en que esto se esclarezca, deben hacer eso".
-A la gente, tus compañeros de las organizaciones, ¿qué les has dicho? , porque se comenta además del auto atentado, que el movimiento necesitaba un mártir, te sientes así, como la víctima?
-Antes de contestar sonríe- "No creo eso, los compañeros desde el principio han mostrado interés, tienen mucha información de las acciones que realizan, ellos saben bien lo que hacen, saben porqué están luchando; saben que el día de mañana puede haber un ecocidio; no necesitan un mártir, son gente muy coordinada, y que en lugar de restar tratan de sumar y han tratado de concientizar a las personas de las afectaciones que puede haber si se construye un relleno sanitario en esa zona".
Lo vemos cansado, y es que comenta su madre, ambos no han podido dormir bien, debido a los constantes dolores que sufre por la lesión en el brazo, que debe estar prácticamente inmóvil.
-¿Hay algo más que quieres agregar Cristóbal?.
"Lo único que te quisiera decir es que (...) cada una de las personas luchen por sus convicciones, y (...) sí habrá altas y bajas, pero que no se desanimen, que realmente el bienestar no es por uno, sino por todo el estado de Morelos, y por el país. Pero con esto quiero decir que si San Antón puede contribuir a mejorar el medio ambiente a Cuernavaca, adelante, y si puede participar para buscar en el estado para buscar mejor otra alternativa de solución (para el relleno sanitario) adelante; y estaremos siempre a favor del bienestar de la comunidad, primero por San Antón, luego por el municipio de Cuernavaca, por el Estado de Morelos, y luego por el país, ahí estaremos luchando".
Con huellas de los golpes en las pantorrillas, piernas, brazos, y abdomen, recuerda que tuvo que caminar más de 200 metros dando tumbos, y sobre la carretera nadie quería detenerse a darle auxilio por lo ensangrentado de su cuerpo, eso hace que sea un milagro que continúe con vida.
Lo dejamos en la habitación, pero se alegra al enterarse que organizaciones de todo el mundo conocen su caso, que los representantes de las distintas organizaciones están más unidos que nunca y preparan acciones, no solo a su favor, sino en contra del proyecto oficial del relleno sanitario. "es evidente que fue una cacería, sabían contra quién iban, y a quién buscaban", se oye una voz entre los visitantes, e insisten que se les hace poco que solamente dos elementos ministeriales resguarden la seguridad de su domicilio.