lunes, 16 de junio de 2008

Asesinan a campesino en El Cebadal; acusan a AFI

Jaime Luis Brito
La Jornada Morelos, 16 de junio de 2008.

CUERNAVACA. Elementos de la Policía Estatal y de la Agencia Federal de Investigación (AFI) atacaron a un grupo de campesinos que cazaban conejos en el paraje Los Cajetes, ubicado en los montes de El Cebadal, entre el ejido de Santa María Ahuacatitlán, en Cuernavaca y el de Cuentepec, en Temixco, provocando la muerte a Juan Gutiérrez Bernal, de acuerdo con una denuncia realizada por la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos (CIDHM).
Según la denuncia, basada en los testimonios de los familiares, el viernes 13 de junio, el occiso se encontraba cazando, junto con otros siete campesinos, entre los que se encontraba un menor de 13 años de edad. Cerca de las 20 horas “llegaron varias camionetas de policías disparando”; Juan Gutiérrez Bernal resultó herido mientras los demás huyeron hacia las barrancas. Los policías los siguieron y los campesinos, “sin abrir fuego”, se entregaron. Uno pudo comunicarse a la comunidad de El Cebadal, distante a unos 13 kilómetros. Al saberlo, se reunieron varias mujeres y fueron acompañadas por el señor Mauricio Chávez Gutiérrez, quienes se trasladaron a Los Cajetes. A las 10:30 de la noche, Norma Catalina Gutiérrez Bernal, hermana del hombre asesinado, llegó junto con las demás mujeres al lugar. Ahí, nada más llegaron, les fue marcado el alto por elementos de la AFI que portaban uniforme negro, pantalón camuflado. Tres de ellos tenían en el suelo a Trinidad Gutiérrez Mendoza, otro de los campesinos que cazaban conejos.
Los vecinos pidieron que lo dejaran y al bajar de la camioneta Mauricio Chávez, fue golpeado por un agente con la cacha de su pistola. Al mismo tiempo, otros agentes les gritaron que “se largaran de ahí”. Con groserías y apuntándoles con las armas, los policías los amenazaron diciéndoles que se largaran porque “ya habían matado a toda la bola de indios” y que les iba a pasar igual.
“Cuando les dijimos que éramos varias mujeres, nos gritaron que les valía madre que fuéramos mujeres. Que nos largáramos de ahí. Fue entonces cuando aventaron a la camioneta a mi tío Trinidad y nos dimos cuenta que se habían llevado a mi hermano Juan Gutiérrez Bernal, José Refugio Gutiérrez Bernal y Sergio Gutiérrez González”, sigue el testimonio recogido por la CIDHM.
La Jornada Morelos publicó en su edición de este domingo, la versión oficial respecto a esta denuncia. De acuerdo con información de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Procuraduría General de Justicia, “Tres elementos de la Secretaria de Seguridad Pública Estatal (SSPE) resultaron heridos y un presunto delincuente murió, luego de una balacera registrada en el poblado de Cuentepec en el municipio de Temixco, entre los limites de Morelos y el estado de México, donde la policía logró el aseguramiento de tres integrantes de la banda dedicada al robo de ganado en la zona”.
No obstante, según el testimonio recogido por la CIDHM, los campesinos sólo cazaba conejos, con tres escopetas calibre 16, que cuentan con licencia de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). Juan Gutiérrez Bernal fue asesinado de dos balazos que le perforaron riñón, vesícula e hígado, de acuerdo con el reporte médico del Hospital de Tetecala. Las versiones del gobierno del estado contrastan con los documentos de licencia que exhiben sobre las escopetas. Desde este sábado fue levantada una denuncia por el asesinato de Gutiérrez Bernal, y se demandó la libertad inmediata de las dos personas detenidas.