viernes, 13 de junio de 2008

Ex policías, agresores de Cristóbal Martínez Robles

Elizabeth Cuevas Villalobos
La Jornada Morelos, 13 de junio de 2008

CUERNAVACA. Los retratos hablados de los cuatro sujetos que secuestraron y golpearon al ayudante municipal del poblado de San Antón, Cristóbal Martínez Robles, fueron entregados a la Policía Ministerial para integrar las investigaciones. Lo más destacado es que en los rasgos de los sujetos se advierten características de tipo militar, lo que hace presumir que pudiera tratarse de ex policías.
Desde la tarde del miércoles, cuando el funcionario fue encontrado en el camino a Buena Vista del Monte, a la altura del crucero Mexicapan y después trasladado al hospital G. Parres en Cuernavaca, la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) brindó protección hasta que concluyan las investigaciones para evitar una nueva agresión.
La fiscalía del estado dio inicio a la averiguación previa HG/1ª/350/08-06, por tentativa de homicidio y privación ilegal de la libertad.
El procurador Francisco Coronato Rodríguez dijo que se investiga la presunta participación de elementos de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) en el secuestro del funcionario municipal. Señaló que dentro de sus primeras declaraciones, el ofendido sólo señala haber sido agredido por algunas personas que se ostentaron como elementos de la AFI, aclaró que en la indagatoria se determinará el móvil de la agresión y si será remitido algún desglose al ámbito federal.
Agregó que toda “actuación de un servidor público de cualquier índole, tiene que estar apegada al marco de la legalidad”. Destacó que se respetarán los ámbitos de competencia.
Desde el miércoles por la noche, la Ministerial recibió los retratos hablados de los cuatro sujetos que por más de un hora retuvieron al ayudante municipal de San Antón, a quien amordazaron y torturaron. Según los rasgos que detalló el agredido, los cuatro sujetos aparentan un corte tipo militar, lo que no descarta la posibilidad que pudieron formar parte de alguna corporación policial. Asimismo, el propio a