viernes, 13 de junio de 2008

El relleno no se hará

Jaime Luis BritoLa Jornada Morelos, 13 de junio de 2008

Estamos frente a una acción al más puro estilo del autoritarismo primitivo, que tanto señalaban los panistas, cuando eran oposición. Lo más fácil será pensar que fue Jesús Giles Sánchez. Y quizá, las condiciones para que algo tan brutal sucediera, fue el alcalde y su cabildo, quienes de una u otra manera son responsables y no pueden ahora, simplemente, escurrirse. Son los responsables de la seguridad de los ciudadanos de Cuernavaca, máxime cuando se trata de opositores.
En todo caso, tanto el gobierno del estado como la Procuraduría General de la República (PGR), han mostrado su tan natural mutismo. Nada al respecto. Sólo lamentos y deslindes de parte de las autoridades locales y nada de parte de la PGR, quizás están muy entretenidos festejando las victorias diarias que tienen frente a la delincuencia organizada.
¿Qué les parece? ¿Acaso la agresión contra Cristóbal Martínez Robles fue una gracia? ¿Qué en el ataque no tienen vela en el entierro? ¿No les parece grave que a un activista opositor, además, autoridad de uno de los poblados de Cuernavaca, es algo que debe simplemente tolerarse y tomarse como algo anecdótico? Esa actitud raya más en la complicidad que en el deslinde.
¿Quién fue? Eso es algo que tienen que esclarecer las autoridades correspondientes. He sido un crítico persistente del modo como han tratado este tema, tanto Giles Sánchez como su cabildo, incluidos todos los regidores de todos los partidos han preferido desoír la inconformidad y acusar a los opositores de intransigentes.
Pero los hechos sucedidos el miércoles pasado, en la coyuntura en que se dieron y cómo se dieron, no me deja claro que la golpiza a Cristóbal haya sido un favor a Giles Sánchez, más bien al contrario, parece una complicación al tema del relleno sanitario. Es decir, no veo en qué beneficia al ayuntamiento que hayan actuado de manera tan brutal contra uno de los opositores. Algunos activistas, con la ira como consejera, aseguran que el alcalde busca amedrentarlos. ¿Realmente una situación de este tipo, que ya ha sido exhibida en el ámbito nacional, que ha puesto a la oposición en línea para condenar el hecho y para sacarle raja política, que da un carácter nacional e internacional al conflicto contra el relleno sanitario, realmente eso beneficia a quienes quieren imponer el relleno? No lo creo.
Más bien me parece que los hechos del miércoles le han colocado una loza pesada al mentado relleno sanitario. Es decir, casi podría asegurar que ese proyecto no se va a realizar