sábado, 21 de junio de 2008

Inicia queja la CDH por agresión a ayudante de San Antón

Maciel Calvo
La Unión de Morelos, 21 de junio de 2008.

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHEM) solicitó a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) mantener las medidas cautelares para salvaguardar la integridad física y moral del ayudante municipal de San Antón, Cristóbal Martínez Robles, agredido por presuntos agentes federales y quien aún convalece por las lesiones producto de la golpiza. A través de un comunicado, la CDHEM informó que inició la carta de oficio 098/2008-4 para solicitar medidas de protección para el ayudante municipal y sus familiares, debido a la gravedad y la trascendencia del caso, tanto en el ámbito social como político. Aunque se dio vista a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) –por ser los agresores supuestos elementos de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI)–, la institución sostuvo que “si el caso resulta en una situación de fondo político, el organismo hará publico un informe al respecto; del mismo modo, si de ello resulta un caso de otras características se documentará y sancionará de forma correspondiente; pero en todo momento es lamentable la confusión que se ha generado en torno a las agresiones físicas y morales en la persona de Cristóbal Martínez Robles, su familia y personas que le apoyan en sus manifestaciones de ideas, por medios no violentos”. César Hidalgo Valverde, secretario Ejecutivo de la CDHEM, indicó que la procuraduría estatal ha respondido satisfactoriamente con las medidas de protección a la víctima, dado que agentes de la Policía Ministerial están al pendiente de su seguridad. Precisó que también se solicitó a la dependencia realizar todas y cada una de las diligencias relacionadas con la averiguación previa HG/1ª/350/08-06 para esclarecer los hechos y deslindar responsabilidades. Debido a la naturaleza del asunto –dijo– se puede decir que la PGJ ha cumplido parcialmente, y se espera que responda satisfactoriamente en la integración de la indagatoria. El miércoles 11 de junio, alrededor de las 13:00 horas, Cristóbal Martínez viajaba en un Chevy gris junto con Bernardo Hernández sobre la avenida Chula Vista, cuando una camioneta blanca Comander los interceptó. Los sujetos descendieron de la camioneta, se identificaron como AFI’s y se llevaron a Cristóbal, quien una hora después fue encontrado amordazado, atado y severamente golpeado en Subida a Chalma, en las inmediaciones del poblado Tetela del Monte; de inmediato fue trasladado hasta el Hospital General “José G. Parres”. Hasta el momento convalece, debido a los golpes y tres fracturas en tobillo, rodilla y brazo. De acuerdo con su familiares y amigos, la agresión tuvo su origen en la participación de Cristóbal en el movimiento opositor a la construcción del relleno sanitario de la empresa PASA en el predio de Loma de Mejía, en Cuernavaca.