jueves, 16 de octubre de 2008

Celebran a la madre tierra en socavón de Loma Mejía

JAIME LUIS BRITO
La Jornada Morelos

CUERNAVACA. El movimiento de resistencia contra la construcción del relleno sanitario en Loma de Mejía, realizó una ceremonia ecuménica, en la que con símbolos indígenas y cristianos, pidieron perdón a la “Madre Tierra”, por los daños que se le infringen y se comprometieron a no permitir la construcción del basurero en ese lugar.
Unas 400 personas, entre indígenas, campesinos, colonos, científicos y luchadores sociales, marcharon desde el camino de saca hasta el lugar donde trabajadores al servicio de la empresa PASA, han desmontado una hectárea de suelo, construyendo un socavón, que de acuerdo con especialistas se llenaría en 15 días con la basura de Cuernavaca.
El suelo, por cierto, es arcilloso en el primer metro, pero en adelante, es completamente arenoso. El reportero pudo comprobar la permeabilidad del suelo, en su parte inferior.
La ceremonia incluyó un saludo a los cuatro puntos cardinales a la manera indígena. Nacho Torres, de Amatlán, sonó el caracol y las mujeres de Tetelcingo, ataviadas con su tradicional vestimenta, sahumaron el ambiente. Además, clavaron en los puntos, sendas cruces de pericón.
Luego de ello, los sacerdotes José Luis Álvarez, Rogelio Orozco, Marcelo Domínguez, Eloy Ocampo y otros, celebraron una liturgia en las inmediaciones del lugar, en la que se confirmó el compromiso de luchar contra la construcción del relleno sanitario.
Finalmente, los activistas sociales realizaron una caravana hasta el zócalo de la capital del estado, donde fueron colocados varios ataúdes, en señal de duelo, por “el asesinato de la tierra y la justicia”. De acuerdo con los ambientalistas, permanecerán en el lugar por tiempo indefinido en plantón.