domingo, 28 de diciembre de 2008

En riesgo 30% de zonas naturales protegidas, por fraccionadores

MIGUEL ÁNGEL GARCÍA
La Jornada Morelos

CUERNAVACA. Cerca del 30 por ciento de los terrenos que conforman las nueve zonas consideradas como reserva ecológica, de las cuales cinco son federales y cuatro estatales, han sido invadidas y objeto de comercialización por parte de fraccionadores.
La denuncia hecha por ejidatarios y comuneros de Cuernavaca, Jiutepec, Yautepec, Tlaquiltenango y Huitzilac, vía documento que firman y enviarán a la Presidencia de la República y al mismo gobernador Marco Adame Castillo, tiene el objetivo de demandar la protección de esas zonas, pero también exigir que los invasores sean detenidos y encarcelados, pues ellos son los que promueven la invasión de las reservas.
Los hombres del campo que responden a los nombres de Justino Carranza Ortega, Juan Antonio Camil García, Daril Rodrigo Díaz, Mario Castillo y Florentino Bahena, integrantes de comités de vigilancia dentro de sus organizaciones campesinas, dijeron que la invasión y venta ilegal de 40 hectáreas de la zona de reserva ecológica conocida como El Texcal, son motivadas por el “proteccionismo” de autoridades estatales y municipales, partidos políticos y de fraccionadores profesionales.
Sumaron a su queja un estudio que tiene el Congreso estatal dentro de la Comisión del Medio Ambiente y Recursos Naturales donde se establece la venta indiscriminada e ilegal de lotes. Una de las zonas más afectadas por la invasión de la mancha urbana es El Texcal, que abastece de agua a 17 municipios de Guerrero y Morelos, la cual ha perdido más de 50 por ciento de su superficie total y donde han desaparecido más de 200 hectáreas de selva baja caducifolia.
En su propuesta a favor de las reservas naturales, piden que se analice la intervención del Ejército mexicano para garantizar la protección y preservación de las reservas naturales protegidas en Morelos. Pero también demandan una investigación dentro de los tres niveles gobierno, pues la gran mayoría de las invasiones también son parte de la negligencia de autoridades.