martes, 4 de noviembre de 2008

Fracasan las campañas de reforestación: Greenpeace

Jorge Olmedo
El Sol de Cuernavaca

Ciudad de México.- Nuevamente la organización ambientalista Greenpeace hizo de las suyas y montó una espectacular ofrenda de muertos por los bosques y selvas de México, que debido a la política forestal actual que prioriza la reforestación a través del programa Proárbol están destinados a desaparecer en el presente siglo. En 10 meses sólo ha sobrevivido el 26 por ciento de los árboles plantados.
La ofrenda ubicada frente a Palacio Nacional, en el Zócalo de la Ciudad de México, está compuesta por fotografías de arbolitos muertos, tomadas en los lugares donde Proárbol reforestó en 2007, conteniendo un mensaje: "Murieron por falta de Manejo Forestal Sustentable", para hacer evidente el fracaso de estas campañas de reforestación. No faltaron las tradicionales calaveritas de azúcar, pan de muerto y papel picado, así como objetos del gusto de los árboles difuntos, como agua y tierra.
Los arbolitos muertos fueron documentados, en foto y video, en el estudio "Reforestación: la mentira del Proárbol", realizado por Greenpeace entre febrero y junio de este año en zonas reforestadas de ocho estados de la república, con recursos del Proárbol del 2007.
El estudio señala que a menos de 10 meses de haber sido plantados, además, sólo el 7.6 por ciento se los árboles plantados se encontraban en buen estado, con posibilidades de sobrevivir al año siguiente.
Aunque este estudio no es una investigación exhaustiva de los resultados de las campañas de reforestación financiadas por la Comisión Nacional Forestal por medio del Proárbol, sí es un claro indicativo de su fracaso. Además, los datos son consistentes con lo que el secretario de Medio Ambiente ha señalado en el sentido de que sólo sobrevive el 10 por ciento de los árboles plantados en estas campañas.
Paloma Neumann, integrante de la Campaña de Bosques de Greenpeace, reveló que los diputados de la Comisión de Medio Ambiente conocen esta información, ya que Greenpeace se las hizo llegar oportunamente. Sin embargo, han decidido que el presupuesto forestal siga priorizando la reforestación. Esto es desperdiciar nuestros recursos. En 2007 y 2008 los programas de reforestación y plantaciones forestales comerciales recibieron 2 mil 300 y 2 mil 700 millones de pesos. En el PPEF 2009 se pretende destinar a estos programas 52 por ciento de los recursos del Proárbol, mientras que al MFS sólo se destinará 17.5 por ciento, y los diputados no han hecho mucho para cambiar esta situación.
Por su parte, Héctor Magallón, coordinador de la Campaña de Bosques de Greenpeace, sostuvo que el escenario para los bosques y selvas de México es muy sombrío, ya que los diputados que integran la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados perdieron la oportunidad de corregir la política forestal de nuestro país.
En sus propuestas para modificar el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2009, presentado por el Ejecutivo, los legisladores no priorizaron los programas que promueven el Manejo Forestal Sustentable (MFS) sobre la reforestación y las plantaciones forestales comerciales, con ello, los bosques de México seguirán desapareciendo a un ritmo de 600 mil hectáreas por año.
"En el Acuerdo de Propuestas de Modificación al PPEF 2009, aprobado por la Comisión de Medio Ambiente y actual que prioriza la reforestación", continuó Magallón.