lunes, 24 de agosto de 2009

Se deslinda alcalde panista de continuidad de relleno sanitario

Elizabeth Cuevas Villalobos
La Jornada Morelos
CUERNAVACA. Roque González Cerezo, presidente municipal de Cuernavaca, expresó que la continuidad del funcionamiento del relleno sanitario de Loma de Mejía es una determinación que le corresponderá al próximo jefe del gobierno capitalino.
Sin embargo, a dos meses y medio para que concluya la actual administración panista, la empresa Promotora Ambiental (PASA) no ha cumplido con todos los requerimientos signados en el contrato de concesión del servicio de recolección y disposición final de los desechos.
Hasta ayer, la empresa aún no instalaba la planta separadora de los desechos sólidos, la cual estaba pactada para este mes. Pese a ello, el alcalde señaló como fecha límite hasta el 31 de octubre para que PASA cumpla con todos los puntos establecidos en el contrato que hizo con el gobierno panista. “Hay algunas cuestiones que tendrán que cumplirse como lo estipula la propia ley y para ello tenemos aún dos meses”, señaló Roque González.
Cuestionado sobre una denuncia que advierte la ruptura de una geomembrana que ya contamina al río sin nombre que rodea al relleno, el presidente municipal dijo desconocer esta situación y relegó la responsabilidad a la Unidad Verificadora Ambiental (UVA), como la directamente encargada de revisar el funcionamiento del relleno.
“Yo no conozco esta situación, acuérdese que el propio relleno funciona y opera a través de la concesionaria y lo más importante es que hay una unidad de evaluación externa y habría que preguntar al respecto”.
Respecto a la posible cancelación del relleno sanitario una vez que inicie el próximo gobierno priísta en la capital, González Cerezo comentó que la responsabilidad será “histórica” y corresponderá al próximo alcalde: Manuel Martínez Garrigós.