jueves, 13 de mayo de 2010

Crítica la empresa PASA actitud de manifestantes

También cuestionó a la autoridad, al no presentarse en el lugar para inhibir la protesta de vecinos
El ayuntamiento de Cuernavaca, podría realizar pagos extras –a los 90 millones de pesos anuales- por el traslado de residuos a la Ciudad de México, luego de que arbitrariamente un grupo de vecinos de esa región, impidieron sin ningún argumento, la circulación de las unidades en la Subida a Chalma que transportan basura a Loma de Mejía, en protesta de que el relleno sanitario no ha sido cancelado por el alcalde Manuel Martínez Garrigós. La empresa, refiere que la autoridad jamás se presentó al lugar para permitir la circulación de los camiones pese a que brindan un servicio público a la comunidad.
Magdalena Mosig, responsable de Relaciones Públicas de PASA, agregó que esas manifestaciones salen sobrando porque el relleno sanitario de Loma de Mejía cumple con las medidas de seguridad y ambiental de la Semarnat, denunciaron que a partir de las 10 de la mañana 30 activistas, que dicen ser de la comunidad de Chalma, bloquearon el paso de dos camiones de PASA y no permitieron la subida de camiones por esa vía de comunicación pública.
Puntualizó que el grupo de presuntos inconformes se presentó a exigir demandas de orden político, en el sentido de que el alcalde Manuel Martínez Garrigós, cumpla su promesa de campaña de clausurar el relleno sanitario de Loma de Mejía.
Insistió en que las instalaciones del relleno sanitario, cumplen con la normatividad en virtud de que los análisis técnicos muestran que no ha tenido impacto a la comunidad. Por lo tanto, dijo, es responsabilidad de la autoridad si pone en riesgo el servicio de recolección.
Precisó que se le informó a la Dirección de Servicios Públicos de los hechos de inmediato, sin que la fuerza pública no se presentó para liberar esa vía de comunicación, a pesar de que la comunidad es la que se ve directamente afectada debido a que PASA ofrece como proveedor un servicio público, sin embargo, la responsabilidad de la autoridad es poner orden y evitar cierre de calles o impedir el acceso de las unidades.
La representante de Promotora Ambiental, expuso que sino se permite el acceso al relleno sanitario el Municipio podría tener que realizar un pago extra por el traslado de los residuos a la Ciudad de México, ya que esta acción arbitraria de la comunidad no es responsabilidad directa de PASA. La autoridad debe de garantizar el uso de las vías públicas, más cuando es un servicio público el que se presta a la ciudadanía
“Debido a que nuestros empleados y vehículos han sido agredidos, se están presentado las denuncias pertinentes, por agresión y obstrucción a las vías de comunicación, contra quien resulte responsable”, indicó.
Al final, refirió que PASA no desea ninguna confrontación con este grupo a pesar de la provocación de que han sido objeto, sin embargo, es la autoridad la que debe poner orden y generar las condiciones para que la población no sean los perjudicados directamente.